Archivo | junio 2011

Poema

Este es uno de los poemas más bonitos (y no lo suficientemente conocido) de Gustavo Adolfo Bécquer:

“Sabe si alguna vez tus labios rojos
quema invisible atmósfera abrasada
que el alma que hablar puede con los ojos
también puede besar con la mirada”